Viaje en avión alrededor de la gestión de residuos y la huella de carbono de los alimentos

Blanca-Alcubilla y Batlle presentando sus proyectos en el Taller. Créditos: Laura Cugat

Blanca-Alcubilla y Batlle presentando sus proyectos en el Taller. Créditos: Laura Cugat.

“Nos encontramos en el Aeropuerto de Barcelona-El Prat, a punto de coger un avión hacia Nueva York”, así empezó el taller “La huella de nuestra alimentación. ¿Conoces su impacto?”. Los asistentes se vieron involucrados de forma repentina en un ejercicio que implicaba coger un avión para hacer un viaje con el objetivo de reflexionar alrededor de la gestión de residuos y la huella de carbono de los alimentos del catering, antes de volver a poner los pies en el suelo. Los responsables de conducir el vuelo fueron los investigadores de la Cátedra UNESCO de Ciclo de Vida y Cambio Climático ESCI-UPF Gonzalo Blanca-Alcubilla, de la línea de Gestión de Residuos, y Laura Batlle, de la línea de Agroalimentación. La actividad se realizó el pasado 24 de noviembre en ESCI, en el marco de la Semana Europea de Prevención de Residuos.

La sesión pretendía, de una forma dinámica y participativa, concienciar a la sociedad acerca de los impactos de los residuos producidos por el catering de los aviones y la huella de carbono de nuestros hábitos alimentarios desde una perspectiva de Análisis de Ciclo de Vida (ACV). Los 12 participantes del taller, tuvieron que preparar las maletas enseguida para emprender el viaje que les llevaría a resolver las preguntas planteadas por los investigadores a lo largo del trayecto. Con el equipaje facturado e instalados en el avión, la reflexión comenzaba a elevarse.

 

La huella de nuestro menú

La presentación de las preguntas y su posterior consideración por parte de los participantes hizo bailar rápidamente las agujas del reloj aproximándose a la hora de comer. Entonces, los pasajeros tenían la oportunidad de escoger entre cuatro menús diferentes en función de sus gustos: uno integrado por carne roja, otro con pollo, el mediterráneo con pescado y verduras y el vegetariano con pasta como plato principal. Seguidamente, para poder comprender el ejercicio, los investigadores de la Cátedra se situaron al frente  del vehículo para presentar sus proyectos de investigación.

Por un lado, Blanca-Alcubilla, que desarrolla el proyecto Life+ Zero Cabin Waste, explicó que su labor consiste en estudiar los mecanismos que permitirían gestionar los residuos de los caterings de los aviones de la forma más sostenible posible. Por otro lado, Batlle, en el proyecto CERES-ProCon, se encarga de evaluar la huella de carbono de los alimentos que consumimos, con el fin de llegar a concretar dietas saludables y respetuosas con el entorno.

Después de la charla, llegó el momento de calcular cuál de los menús era el menos contaminante. A partir del inventario de la huella de carbono asociada a los alimentos presentes en el menú, los participantes asignaron las emisiones a cada uno de los ingredientes para obtener una cifra aproximada del gasto de dióxido de carbono total y poder comparar las cartas. Finalmente, se confirmó la hipótesis general: la dieta que contamina más es la que contiene carne roja por el conjunto de gases que emiten las vacas y el posterior procesado de la carne. Con la resolución del enigma servida, se activó la lucecilla del cinturón de seguridad, señal de que el avión empezaba a aterrizar en el John F. Kennedy International Airport de Nueva York, nuestro destino.

Ya con los pies en el suelo, volvieron a aparecer las preguntas iniciales que habían motivado la reflexión de esta intensa aventura. Entonces, los doctorandos procedieron a resolver las dudas. Una vez que el avión aparcó, los participantes fueron saliendo para ir a recoger las maletas mientras comentaban y discutían algunos de los temas más relevantes de la sesión, como de qué manera se podrían tratar los residuos de catering de los aviones internacionales para poder contar con la opción del reciclaje sin que vayan directamente al vertedero.

El último reto suscitó un intenso debate. Este planteaba si la sociedad cambiaría a la hora de escoger los productos alimentarios si estos tuviesen una etiqueta donde se indicase el total de emisiones contaminantes de su ciclo de vida. Los pasajeros, equipaje en mano, emprendieron caminos distintos, siendo conscientes de que es necesario difundir problemáticas como la gestión de residuos y las emisiones procedentes de nuestros mordiscos.

 

0 Comments

Add Comment


    • >:o
    • :-[
    • :'(
    • :-(
    • :-D
    • :-*
    • :-)
    • :P
    • :\
    • 8-)
    • ;-)

    ¡Síguenos en las redes!

    tw logo        linkedin logo_initials 

    Proyectos destacados

    Análisis de Ciclo de Vida de la producción de vino de La Rioja.

    Cálculo de Huella de Carbono de la cadena de producción textil de la marca MANGO.

    Diseño de un software integrado para una Arquitectura Sostenible.

    Cálculo de ahorro de emisiones de CO2 en los productos de la Red Compra Reciclado.

    Desarrollo de criterios de una Ecoetiqueta Europea para edificios de oficinas y para la compra y contratación pública verde.

    Creación de una plataforma on line para difundir casos de estudio de edificación sostenible.

    Análisis del Ciclo de Vida de un Turista que viaja a las Islas Baleares.

    Sensibilización y recogida selectiva de juguetes con componentes eléctricos y electrónicos en als escuelas.

    Diseño de un software de gestión de envases.